Primer Salón
Universitario
de Fotografía


El Primer Salón Universitario de Fotografía nace como respuesta a la ausencia de espacios de divulgación y visualización de los procesos creativos generados por los estudiantes dentro del ámbito académico de educación superior.
El objetivo de este Salón es identificar la excelencia en una comunidad de artistas visuales y promoverla para que su trabajo salga de la institución académica y siga permeando nuevas generaciones. Esta muestra está compuesta por 34 propuestas de estudiantes de tres universidades con carreras afines a las artes visuales.

Si bien todos los proyectos seleccionados parten del uso y el análisis del medio fotográfico, el salón se caracteriza por su heterogeneidad y gran diversidad de propuestas, es el concepto en cada una de las series lo que determina la forma en la que deben ser resueltas plásticamente, algunas de manera muy tradicional; otras atravesando los límites del rectángulo fotográfico para explorar disciplinas como el dibujo, la escultura, el video y la instalación.

Las obras seleccionadas son investigaciones concretas que hacen uso del medio fotográfico para resolver cuestionamientos e inquietudes en torno a las experiencias de vida de sus autores. Los participantes de este salón se salen del lugar común que representa hoy en día la fotografía como medio masivo, donde todo el mundo está en el acto de fotografiar, consumir y almacenar imágenes infinitamente. Estos estudiantes no solo pueden tomar una buena fotografía sino, más importante aún, pueden generar significado a partir de una propuesta visual.

Como evento cultural, el Primer Salón Universitario de Fotografía se entiende como una prueba piloto. No obstante sin ínfulas de constituirse como un evento pretencioso ni excluyente, su objetivo primario al largo plazo se centrará en incluir un mayor número de universidades con carreras afines a la fotografía de diferentes regiones del país, esto con la esperanza de poder generar memoria y testimonio del ímpetu de los jóvenes talentos colombianos.

— Javier Vanegas y Santiago Forero